EMPRESAS

Certidumbre y seguridad jurídica.

Las crisis y los cambios legislativos siempre han generado una gran duda en el mundo empresarial.

Gerardo Jiménez Luque.   Director de TECNALIA Andalucía, Doctor en Ingeniería de Organización por la Universidad de Sevilla e Ingeniero Agrónomo por la Universidad de Córdoba.

02/06/2020

RESUMEN EJECUTIVO

Quién podría haber imaginado que en poco más de 10 años el mundo se iba a enfrentar dos grandes crisis globales, por un lado, la crisis económica de 2008-2014 y por otro lado la crisis sanitaria del COVID19 (2019- ¿20XX?). ¿Quién puede predecir cuál y cuándo será la próxima crisis mundial: cambio climático, energía, guerras, ¿…?

Ante todas estas preguntas el gran reto en los consejos de administración de las empresas y organizaciones es ¿cómo cuantificar en la planificación estratégica de empresas e instituciones la probabilidad de que ocurra una gran crisis mundial? Sólo el planteamiento de estas preguntas a la hora de planificar el desarrollo de una empresa, región o país sería enormemente complicado y nos llevaría a dudar en la creación de empresas, crecimientos industriales, …

Siempre que surgen este tipo de situaciones de crisis, la mayor duda en el mundo empresarial es los cambios legislativos que “en caliente” se producen y que cambian las reglas de juego sobre las que se sustenta la estrategia de una empresa:, normativa medioambiental, normativa bancaria y financiera, legislación laboral,… son leyes cuyos cambios tienen un impacto muy importante sobre las empresas y pueden suponer, en el peor de los escenarios, incluso la quiebra de éstas con el consiguiente impacto socioeconómico que para todos tienen estas situaciones.

Por todo ello, una gobernanza previsible que genere la CERTIDUMBRE Y SEGURIDAD JURÍDICA por parte de los gobiernos en estas situaciones es la mayor garantía para un crecimiento sostenido y sostenible del tejido empresarial y por tanto del empleo de cualquier ecosistema.

PLANIFICACION ESTRATEGICA EMPRESARIAL

A la hora de abordar desde el punto de vista estratégico esta reflexión se proponen a continuación algunas IDEAS FUERZA sobre las que se debiera plantearse el diagnóstico inicial de estudio en la planificación estratégica de las empresas.

INVERSION Vs GASTO

 Aunque en una lectura rápida cualquier compra de productos o servicio en una empresa es un salida de dinero de caja, desde el punto de vista estratégico es absolutamente diferente cuando se ejecuta una inversión o un gasto anual, las inversiones industriales se amortizan en los años siguientes a la ejecución económica del servicio (por ejemplo hardware y software en cuatro años, maquinaria en 10 años, edificios en 20 años o suelo en 30 años); esto hace indispensable para las empresas proyectar su situación futura de ingresos/gastos que les permita soportar las inversiones realizadas en los años precedentes.

Las inversiones empresariales son realmente la mayor garantía de estabilidad y son éstas las que más y con mayor fuerza liga las empresas al territorio ya que se basan en la hipótesis de una situación previsible del futuro a corto-medio plazo. El caso contrario, cuando una empresa no tiene la suficiente confianza en el futuro, plantea su modelo de crecimiento de manera anual, ejecutando gasto en lugar de inversión y, para ello, plantea servicios externos (outsourcing), o contrataciones temporales de persona o empleo a través de ETT (empresas de trabajo temporal), formas que convierten lo que podría ser una inversión en un gasto anual y que no compromete el futuro, cada año se puede ejecutar ese gasto o no según evolucione su entorno y situación. Por tanto, para cualquier ecosistema económico de futuro es absolutamente indispensable que el tejido empresarial realice inversiones que le permitan ser más competitivo a medio-largo plazo y por tanto asegurar la viabilidad de la empresa.

MERCADO GLOBAL-COMPETENCIA GLOBAL

El desarrollo de la logística internacional, la compraventa electrónica, las telecomunicaciones, … han permitido que cualquier empresa pueda vender sus productos o servicios en cualquiera parte del mundo. Lo que hace unos años pudiera parecer un sueño, hoy es totalmente factible, vender desde cualquier rincón de nuestro país en cualquier parte del mundo, tanto de forma directa como a través de grandes plataformas de venta como Amazon u otros.

Pero esta oportunidad no está exenta de su contraparte, y es que también desde cualquier parte del mundo pueden vender en nuestro mercado cercano. Por tanto, el planteamiento futuro de cualquier empresa debe estar basado en la hipótesis que puedan aparecer y desaparecer competidores de forma rápida y con modelos de negocio diferentes, precios diferentes, … y sólo una legislación estable, transparente, y predecible puede permitir a las empresas que todas tengan las mismas reglas de juego en este mercado y competencia global.

COMPETITIVIDAD basada en la INNOVACIÓN

Entendida la competitividad de los productos o servicios que vendemos como el cociente entre el valor añadido percibido por el cliente entre el coste de producirlo, nos surge siempre la misma reflexión. ¿cómo ser más competitivos para que los clientes opten por nuestros productos en lugar de los de la competencia? Tendremos, por tanto, dos alternativas:

Por un lado, aumentar el numerador de la ecuación, es decir dotar a nuestros productos y servicios de innovaciones y valor añadido que puedan ser percibidos por nuestros clientes como mejor que de nuestra competencia.

Por otro lado, la opción puede ser disminuir el coste de producción, de manera que nuestro producto sea más barato.

Plantear, desde un punto de vista estratégico, la segunda opción no es recomendable salvo en productos amortizados, de venta de volumen, … ya que como decíamos en un mercado global siempre puede haber quien lo produzca más barato y, por tanto, te desbanque del mercado. Por lo tanto, la gran apuesta para una empresa debiera plantearse en el marco de innovar, de mejorar la percepción de nuestros clientes en su compra.

La INNOVACIÓN es, hoy en día, la mejor estrategia que se puedo optar para mejorar la competitividad de las empresas.

LA IMPORTANCIA DE LOS DATOS

“Big Data, Analitics, ciberseguridad, Cloud, …” ¿cómo transformar los datos en conocimiento? Este es el gran reto de todas las empresas hoy, cómo procesar la infinidad de datos que se generan con todos los sistemas, teléfonos móviles, sensores, web, apps, … procesar en tiempo real la infinita información y convertirla en cuadros de mando y gestión que aporten valor a las empresas y que les permitan tomar decisiones objetivas es muy importante, y en todo el mundo la inversión en la gestión de la información y el conocimiento es uno de los activos intangibles más importantes. En este sentido, reglas de juego (legislación) globales, coordinadas, transparentes, seguras, … son una garantía fundamental para la inversión empresarial.

TECNOLOGÍA: EMPRESA CONECTADA

El avance tecnológico no es nuevo, toda la historia está basada en avances tecnológicos que han permitido progresar a la humanidad, a modo de ejemplo, la tecnología de la salud nos lleva a que cada 10 años la esperanza de vida aumenta un año.

Sin embargo, lo que sí es nuevo es la velocidad del avance tecnológico, ya que todos los países del mundo han apostado de manera decidida por el avance tecnológico para basar su progreso y mejora de la calidad de vida. Esto, llevado al ámbito empresarial, ha supuesto en los últimos años los modelos de negocio industriales hayan cambiado de una forma significativa, convirtiendo a la empresa de hoy como una empresa “conectada” en la que compartir información con proveedores y clientes no es una opción sino una obligación, sólo las empresas que son capaces de “COOMPETIR  = colaborar + competir” con toda la cadena de valor de su negocio consiguen los objetivos de crecimiento previstos y posicionarse con mayor fuerza en el mercado.

Sin embargo, culturalmente la sociedad no está habituada a colaborar y competir al mismo tiempo y este supone estrategias diferentes y ser capaces de buscar alianzas estratégicas que aporten dimensión y solvencia a los negocios. Para ello, economías con una certidumbre jurídica que resuelva los problemas de forma ágil y objetiva son entornos más favorables para la cooperación industrial y, por tanto, más proclives a la inversión industrial.

CONCLUSIÓN

Inversión, Mercado, Innovación, Datos, Tecnología… son solo algunos ejemplos que hemos citado de factores clave en el desarrollo y crecimiento empresarial y, consecuentemente, en la generación de empleo cualificado, que es la base para un estado de bienestar deseable en cualquier país o región.

Y en todos ellos, así como en otros muchos ejemplos que pudiéramos analizar, la certidumbre en el futuro y la seguridad jurídica juegan un papel importantísimo para la consolidación de empresas existentes, así como la creación de nuevas empresas.

Comparte
Ir arriba