EMPRESAS

Los objetivos de desarrollo sostenible de las Naciones Unidas ante la crisis COVID-19.

Nadie podía imaginar que en el año 2020 nos encontraríamos con una crisis sanitaria a nivel mundial que ha arrastrado a las economías de todos los países.

Andrés Blanco Rodríguez, Ingeniero Industrial. Director de Consultoría y Proyectos en CEEI Bahía de Cádiz.

15/09/2020

RESUMEN EJECUTIVO

El 25 de septiembre de 2015, los líderes mundiales adoptaron un conjunto de objetivos globales para erradicar la pobreza, proteger el planeta y asegurar la prosperidad para todos como parte de una nueva agenda de desarrollo sostenible. Cada objetivo tiene metas específicas que deben alcanzarse en los próximos 15 años, es decir en el año 2030.

Nadie podía imaginar en el año 2015, que en el año 2020 nos encontraríamos con una crisis sanitaria a nivel mundial que ha arrastrado a las economías de todos los países a unos niveles de decrecimiento superiores a los de la última crisis económica del año 2008.

Y en este contexto, cobra aún más fuerza el desarrollo y la consecución de estos Objetivos de Desarrollo Sostenible, un plan de acción en favor de las personas, el planeta, la prosperidad y la paz universal.

Aunque parezca contradictorio, aunque las empresas y la Administración trabajen con urgencia urgencias para atajar los diferentes problemas que surgen como consecuencia de la crisis sanitaria del COVID 19, se abre una OPORTUNIDAD excepcional para gestionar las Organizaciones desde la perspectiva de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, ya que abarcan todos los campos de acción para hacer una sociedad con más conciencia, más solidaria y más comprometida con la sociedad.

El sector publico-privado está llamado a jugar un papel central en esta hoja de ruta, que constituye al mismo tiempo una responsabilidad y una oportunidad sin precedentes para alinear los objetivos de un negocio con los de la equidad y la sostenibilidad.

Para alcanzar estas metas, todo el mundo tiene que hacer su parte: los gobiernos, el sector privado, la sociedad civil y personas como usted.

OBJETIVOS DE DESARROLLO SOSTENIBLES Y SU APLICACIÓN.

Las empresas no pueden prosperar en un mundo donde existe pobreza, desigualdad, inestabilidad y estrés ambiental, y por ello resulta de vital importancia garantizar el cumplimiento de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y sus 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS u Objetivos Globales).

Al respetar las normas y los principios reconocidos en materia de derechos humanos, normas laborales, medio ambiente y anticorrupción, el mundo empresarial contribuye de forma esencial a la consecución de los ODS.

Por otra parte, la Administración Pública, desarrollando planes de acción en el marco de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, puede amortiguar el efecto de la crisis actual, lo que originará una sociedad más comprometida que saldrá reforzada de la situación coyuntural en la que nos encontramos.

En la Agenda 2030 se detallan 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y 169 metas asociadas a estos ODS que garantizarán un futuro mejor para todos. Los ODS son los siguientes:

  1. Erradicar la pobreza en todas sus formas en todo el mundo.
  2. Poner fin al hambre, conseguir la seguridad alimentaria y una mejor nutrición, y promover la agricultura sostenible.
  3. Garantizar una vida saludable y promover el bienestar para todos y todas en todas las edades.
  4. Garantizar una educación de calidad inclusiva y equitativa, y promover las oportunidades de aprendizaje permanente para todos.
  5. Alcanzar la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y niñas.
  6. Garantizar la disponibilidad y la gestión sostenible del agua y el saneamiento para todos.
  7. Asegurar el acceso a energías asequibles, fiables, sostenibles y modernas para todos.
  8. Fomentar el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo, y el trabajo decente para todos.
  9. Desarrollar infraestructuras resilientes, promover la industrialización inclusiva y sostenible, y fomentar la innovación.
  10. Reducir las desigualdades entre países y dentro de ellos.
  11. Conseguir que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles.
  12. Garantizar las pautas de consumo y de producción sostenibles.
  13. Tomar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos.
  14. Conservar y utilizar de forma sostenible los océanos, mares y recursos marinos para lograr el desarrollo sostenible.
  15. Proteger, restaurar y promover la utilización sostenible de los ecosistemas terrestres, gestionar de manera sostenible los bosques, combatir la desertificación y detener y revertir la degradación de la tierra, y frenar la pérdida de diversidad biológica.
  16. Promover sociedades pacíficas e inclusivas para el desarrollo sostenible, facilitar acceso a la justicia para todos y crear instituciones eficaces, responsables e inclusivas a todos los niveles.
  17. Fortalecer los medios de ejecución y reavivar la alianza mundial para el desarrollo sostenible.

IMPLANTACIÓN DE LOS OBJETIVOS DE DESARROLLO SOSTENIBLE

Todas estas iniciativas desarrolladas en los ODS se deben traducir en la implantación de herramientas, indicadores y métodos de gestión en las empresas e instituciones que hagan posible lograr estos objetivos.

Para la implantación de los ODS, se puede optar por la puesta en práctica de una herramienta desarrollada por el Pacto Global de Naciones Unidas denominada “SDG Compass”. Dicha herramienta consta de cinco pasos o fases que son los siguientes:

  • Fase 1.-​ Entender los ODS: Dado que es importante familiarizarse con los ODS y entender las oportunidades y responsabilidades que representan, en esta primera fase se llevaría a cabo una formación específica en los ODS y sus metas al objeto de instruir a éste con los diferentes objetivos y metas existentes y propuestas.
  • Fase 2. Definir prioridades. Para enfocar convenientemente la concentración de esfuerzos para beneficiarse de las oportunidades y retos que presentan los ODS se habrán de definir previamente dónde se encuentran las prioridades de actuación.
  • Fase 3. Establecer objetivos. El establecimiento de objetivos se basa directamente en los resultados de la evaluación de impacto y priorización cubierta en el paso anterior y es esencial para impulsar un buen desempeño.
  • Fase 4.- Integrar los objetivos. Se trabajará en la integración de los objetivos seleccionados en la actividad principal de la entidad, ya sea Administración Pública o empresa e incluirán las metas a través de las funciones para abordar estos objetivos.
  • Fase 5.- Reporte y Comunicación. En esta fase se desarrollará la Memoria de Sostenibilidad que desarrolle y describa todas las actuaciones llevadas a cabo para cumplir con los compromisos de los ODS.

CONCLUSIONES

La Administración Pública y el Sector Privado, tomando conciencia de la situación actual de crisis y de su Responsabilidad Social, deben implantar herramientas de gestión basadas en los Objetivos de Desarrollo Sostenible, ya que representan una oportunidad sin precedentes para eliminar la pobreza extrema y para situar al mundo en una senda sostenible.

 

Comparte
Ir arriba